¿Qué son las cataratas?

Se denomina catarata a la opacidad del cristalino, que es el lente natural del ojo. Esto ocurre en la mayoría de los casos como un proceso asociado al envejecimiento. Por lo anterior, y debido a que la expectativa de vida ha aumentado y nuestra población ha ido envejeciendo, la cirugía de cataratas se ha convertido en uno de los procedimientos que se realiza con mayor frecuencia en el mundo entero.

¿Cuáles son los síntomas?

A medida que el cristalino se vuelve opaco, bloquea la luz que entra al ojo por lo que el paciente nota diminución de la agudeza visual. También, puede sufrir de encandilamiento, por ejemplo, al conducir de noche. Característicamente esta disminución de la agudeza visual no puede ser corregida con anteojos y suele ser lentamente progresiva.

¿Cómo se tratan?

El único tratamiento disponible para un paciente que presenta cataratas, y ve disminuida su calidad de vida, es la cirugía.

La técnica quirúrgica moderna consiste en extraer el cristalino opaco a través de micro incisiones, reemplazándolo por un lente intraocular que permite entregar el foco deseado después de la cirugía. La cirugía de cataratas se denomina facoemulsificación, y es un procedimiento ambulatorio que se realiza bajo anestesia local y que demora menos de 30 minutos.

Como norma general, se prefiere operar cada ojo por separado, esperando ente 3 y 7 días por cada cirugía. En casos particulares, cirujanos experimentados prefieren operar ambos ojos el mismo día.

La cirugía se considera un procedimiento seguro para la mayoría de los pacientes, pero hay condiciones individuales que pueden aumentar el riesgo de una complicación. Por lo general, las complicaciones menores ocurren en menos de un 5% de los casos, y las más graves, normalmente en menos del 1%. A los días, el 95% de los pacientes nota mejoría considerable de la agudeza visual luego de la operación.

¿Cuándo considerar la cirugía?

La cirugía de cataratas es un procedimiento electivo y se considera cuando las cataratas afectan la calidad de vida y las actividades normales del paciente.

Muchos pacientes que presentan cataratas en estado inicial desean mantener su estilo y calidad de vida, por lo que optan por la cirugía en forma temprana, considerando además que pueden reducir su dependencia a los anteojos.

¿Qué tipos de lentes intraoculares se pueden utilizar durante la cirugía?

El uso de un lente intraocular en la cirugía de cataratas permite reducir o corregir completamente los vicios de refracción pre existentes, como miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Los lentes intraoculares pueden ser monofocales o multifocales. El primero otorga un solo foco, lo que le permite al paciente ver claramente de lejos sin anteojos, pero los necesitará para poder ver de cerca.

En cambio, los lentes intraoculares multifocales, dividen la luz que entra al ojo en 2 o más focos: uno para lejos y otro para cerca. Esto le permite al paciente reducir la necesidad de lentes tanto para lejos como para cerca, y muchas veces no tener que usar ningún tipo de anteojos. Sin embargo, con este tipo de lentes, un número pequeño de pacientes pueden presentar algunos problemas en condiciones de poca luz, como visión poco nítida o visión de halos alrededor de las luces en la noche, especialmente al conducir.

¿Cómo es el post operatorio?

Luego de la cirugía, la visión suele ser borrosa e ir mejorando en un tiempo variable de 1 a 5 días, según el caso. El estado final se alcanza normalmente después de unas 3 semanas.

Los pacientes deben acudir a control al día siguiente, a la semana y al mes, aunque este esquema puede variar según cada caso en particular. Durante 3 a 4 semanas deben usar antibióticos y antiinflamatorios en gotas.

¿Soy un buen candidato para cirugía?

Para saber si eres un buen candidato, y qué lente intraocular es el más recomendado, te invitamos a conocer a uno de nuestros oftalmólogos, quien te explicará los posibles riesgos individuales y los beneficios de la cirugía. Reserva una hora y comienza tu tratamiento hoy.