¿Qué es la Orbitopatía de graves?

La Orbitopatía distiroidea es una enfermedad de origen inmunológico que por un lado afecta el funcionamiento de la glándula tiroides y por otro a componentes orbitarios. A nivel de la órbita ocular, a través de un proceso inflamatorio complejo, cursa con un aumento de volumen de los músculos extraoculares y grasa orbitaria provocando exoftalmos u ojos saltones.

¿Por qué se produce?

En la mayoría de los casos, la enfermedad viene asociada a un aumento de la función tiroidea o hipertiroidismo, aunque también puede ocurrir en pacientes con hipotiroidismo e incluso en personas sin enfermedad tiroidea o eutiroideos.

Ocurre porque ciertas moléculas o receptores que están presentes tanto en la glándula tiroides como en la órbita, reaccionan frente a aquellos anticuerpos circulantes en aquellos pacientes que presentan la enfermedad. Esta reacción cruzada en contra de la glándula tiroides y los tejidos orbitarios (tejido graso orbitario y los músculos extraoculares) provoca su inflamación.

¿Cómo se puede prevenir?

La Orbitopatía distiroidea no se puede prevenir. Sin embargo, una valoración oftalmológica en el momento del diagnóstico del problema tiroideo puede permitir un mejor control y seguimiento de la enfermedad para detectar los problemas tempranamente y evitar complicaciones.

¿Qué sucede con la orbitopatia distiroidea?

Como ya fue mencionado, la Orbitopatía distiroidea causa el engrosamiento y aumento de volumen de los músculos y la grasa alrededor del ojo. El exoftalmos ocurre debido a que la órbita es un espacio delimitado por hueso, rígido y que genera que los músculos y la grasa inflamados desplacen el globo ocular hacia delante en busca de espacio. Durante este proceso ocurre además, la retracción de los párpados y el estrabismo.

La cirugía de descompresión orbitaria para el exoftalmos consiste en ampliar el espacio en la órbita mediante la realización de unas "ventanas" en el hueso. Esto permite que los músculos y la grasa puedan tener más espacio y por lo tanto, el ojo pueda regresar hacia atrás.

SOLICITA VISITA
¿En qué casos es necesario operar?

EEn todos los casos en que la visión se encuentra seriamente amenazada por la presión dentro en la órbita es necesario realizar el procedimiento quirúrgico lo antes posible. También el exoftalmos marcado, tiene indicación quirúrgica, ya sea por su connotacion estética, como para recuperar la función a nivel de superficie ocular.

¿Cómo es el post operatorio?

Luego de la cirugía, la visión suele ser borrosa e ir mejorando en un tiempo variable de 1 a 5 días, según el caso. El estado final se alcanza normalmente después de unas 3 semanas.

Los pacientes deben acudir a control al día siguiente, a la semana y al mes, aunque este esquema puede variar según cada caso en particular. Durante 3 a 4 semanas deben usar antibióticos y antiinflamatorios en gotas.

Riesgos

La cirugía busca siempre la simetría entre ambos ojos, pero existe el riesgo de hiper o hipocorrección. Luego de la descompresión puede quedar alguna malposición palpebral (retracción o ptosis) y puede ocurrir visión doble que en algunos casos es transitoria y en otros no. Tanto la malposición como el estrabismo se pueden corregir posteriormente.